Principios generales

Principios generales

2.1. Evaluación y Actuación

La evaluación se realiza en el lugar de los hechos con el fin de establecer prioridades y adoptar las medidas necesarias en cada caso. Consta de dos pasos:

1. Valoración primaria
Su objetivo es identificar las situaciones que suponen una amenaza para la vida. Para ello observaremos, siempre por este orden:

• El Estado de Inconsciencia
• La respiración
• La circulación sanguínea (PULSO)
• La existencia de hemorragias

2. Valoración secundaria
Una vez superada la valoración primaria nos ocuparemos del resto de las lesiones.

Cabeza:
• Buscar heridas y contusiones en cuero cabelludo y cara.
• Salida de sangre por nariz, boca y oídos.
• Lesiones en los ojos.
• Aspecto de la cara (piel fría, pálida, sudorosa).

Cuello:
• Tomar el pulso carotídeo durante un minuto.
• Aflojar las prendas ajustadas.

Tórax:
• Heridas.
• Dolor y dificultad al respirar.

Abdomen:
• Heridas.
• Muy duro o muy depresible al tacto.
• Dolor.

Extremidades:
• Examinar brazos y piernas en busca de heridas y deformidades.
• Valorar la sensibilidad para descartar lesiones en la médula.

¿Qué no se debe hacer ?

1. Emitir nuestra opinión sobre el estado de salud al lesionado o a los familiares.
2. Dejar que se acerquen curiosos a la víctima (aislaremos el lugar si es posible).
3. Sustituir al médico.
4. Permitir que el lesionado se enfríe.
5. Cegarnos por la aparatosidad de la sangre o la herida.
6. Mover o trasladar al lesionado (salvo necesidad absoluta).
7. Dejar que el lesionado se levante o se siente.
8. Administrar comida, agua, café o licor.
9. Administrar medicación.

www.000webhost.com