Perdida del Conocimiento

Pérdida del conocimiento

 

Es una situación en la que la persona no es capaz de responder a los estímulos externos, no es posible despertarla.

La actuación general en estos casos es colocar a la persona en posición lateral de seguridad, comprobando que la respiración y el pulso continúen perceptibles hasta la llegada de ayuda médica.

Dada la frecuencia con que ocurren la lipotimia y la epilepsia vamos a verlas con detalle:

La Lipotimia:

Es un desmayo o mareo con pérdida del conocimiento durante unos segundos, debido a una disminución momentánea de la sangre que llega al cerebro.

¿Qué hacer?

• Tumbar a la persona con las piernas en alto, para facilitar que la sangre llegue al cerebro.

• Aflojar las prendas de vestir que compriman el cuello, el tórax o la cintura y quitar los calcetines.

• Aportar suficiente aire abriendo la ventana, con un abanico, etc.

• Si no se recupera, comprobar las constantes y colocar en posición lateral de seguridad.

• Si no se detectan las constantes, iniciar R.C.P.

La Epilepsia:

Es una enfermedad que afecta al sistema nervioso en la que aparecen crisis caracterizadas por la pérdida de conocimiento y convulsiones, acompañado, en ocasiones, por salida de espuma por la boca.

¿Qué hacer?

• Apartar los objetos de alrededor de la víctima, para evitar que se lesione durante las sacudidas y almohadillar la cabeza.

• Aflojar las prendas ajustadas.

• Colocar en la boca algún material duro como un trozo de madera, la cartera u otro material que se tenga a mano, procurando que no sea de metal ni demasiado grande, para evitar que se asfixie por tragarse la lengua.

• Cuando acabe el ataque, que suele durar unos minutos, se le trasladará a un servicio médico.

www.000webhost.com