Traumatismo

Introducción

Un traumatismo es toda lesión debida a la acción de un agente exterior, y las reacciones locales y generales que son su consecuencia (contusión, herida, fractura, luxación, etc.)…

¿Qué hacer?

• Controlar las hemorragias externas.

• Si dudamos sobre la existencia de una fractura, actuar como si existiera.

• Antes de movilizar o transportar al accidentado: Almohadillar e Inmovilizar (empaquetar) la lesión adecuadamente.

• Para valorar la deformidad de un miembro como consecuencia de una fractura o luxación: Comparar siempre con el miembro opuesto.

¿Qué no se debe hacer?

• NO se debe mover la extremidad para comprobar si está efectivamente fracturada.

• NO se debe enderezar el miembro fracturado.

• NO se debe permitir que el lesionado camine si sospecha de una fractura de miembros inferiores.

• NO se debe dejar anillos colocados en los dedos si las manos han sufrido un traumatismo.

• NO se debe quitar los zapatos o desvestir al lesionado (rasgar siempre la ropa).

• NO se debe transportar sin inmovilizar antes, salvo peligro inminente.

8.2. Traumatismos Oculares

Los ojos son las partes del cuerpo que con más frecuencia sufren los efectos de los accidentes de trabajo.

¿Qué hacer?

Contusiones:

• Cubrir sin comprimir.

• NO aplicar pomadas.

• Traslado a Centro Hospitalario.

Heridas Superficiales:

• Lavado con suero fisiológico.

• NO aplicar pomadas.

• Traslado a Centro Hospitalario.

Cuerpos Extraños:

• Lavado con suero fisiológico.

• Extracción, si el cuerpo extraño está en el fondo de saco o párpado.

• NO aplicar pomadas.

• Traslado a Centro Hospitalario.

Causticaciones:

• Lavado con agua durante 15-20 minutos.

• Cubrir sin comprimir.

• NO aplicar pomadas.

• Traslado a Centro Hospitalario.

8.3. Contusiones

Es la lesión producida por un choque violento contra otro objeto o cuerpo, sin que se produzca una herida, aunque puede ocultar lesiones internas importantes. También son llamadas heridas cerradas.

Una forma muy sencilla de recordar la actuación de urgencia ante estas situaciones, consiste en recordar las letras de la palabra: “CHEF”:

• Compresión del área lesionada, bien de forma directa (hemorragias) o mediante un vendaje almohadillado compresivo para las contusiones.

• Hielo aplicándolo de forma regular a intervalos de 20 minutos con períodos de descanso de 5 minutos, para provocar la contracción (disminución del calibre) de los vasos sanguíneos y disminuir por tanto la inflamación.

• Elevación de la parte afectada, si es posible por encima de la altura del corazón.

• Férula de Inmovilización de la extremidad o bien reposo de la zona.

Si la contusión se produjera en la región abdominal, colocar al lesionado, con las rodillas flexionadas, ya que esta posición ayuda a calmar el dolor.

Ante la aparición de un hematoma, NUNCA pinchar o intentar vaciarlo. Sólo aplicar hielo.

8.4. Heridas

La piel es el órgano que recubre todo nuestro cuerpo y su principal función es la de actuar como barrera protectora, impidiendo la entrada de gérmenes desde el exterior.

Cuando por la acción de un agente externo o interno se altera su integridad, entonces se produce lo que conocemos como HERIDA: toda pérdida de continuidad de la piel, secundaria a un traumatismo, con exposición del interior.

Las heridas se caracterizan por la aparición de: Dolor, Separación de bordes y Hemorragia.

La gravedad de la herida, dependerá de: Profundidad, Extensión, Localización y Hemorragia.

No debemos olvidar, ante la aparición de una herida, la posibilidad de sufrir infecciones (tétanos, etc.).

¿Qué hacer?

• Si la herida es grave o presenta hemorragia, lo primero es intentar cohibir la hemorragia mediante las técnicas habituales: compresión y elevación.

• Si la hemorragia no es importante, se seguirán las siguientes normas:

• Lavarse las manos con jabón y cepillo de uñas.

• Limpieza de la herida con agua y jabón (heridas leves).

• Limpieza de la herida con agua (heridas graves).

• NO UTILIZAR NUNCA directamente sobre una herida, Alcohol, Algodón o Tintura de Yodo.

• Sí se pueden usar antisépticos como el Agua Oxigenada y Betadine.

• Secar la herida sin frotar.

• Cubrir la herida con gasas estériles.

• Nunca aplicar la gasa sobre la herida, por la cara con la que contactamos para sujetarla.

• Colocar algodón sobre las gasas, vendar firmemente sobre todo lo anterior y si el apósito usado en la compresión se empapa, colocar otro encima SIN RETIRAR el primero.

• Mantener el miembro elevado y dejarlo fijado para evitar que se movilice durante el traslado.

• Realizar el traslado lo antes posible.

8.5. Amputaciones

Una Amputación Traumática, es un accidente mediante el cual se desprende una parte de nuestro cuerpo.

¿Qué hacer?

• Controlar la hemorragia de la zona de amputación.

• Tapar la zona herida con un apósito lo más limpio posible.

• El transporte de estos pacientes debe ser tan rápido como sea posible.

La parte amputada:

• Envolverla en un apósito limpio humedecido con suero fisiológico.

• Introducirla en una bolsa de plástico y ésta dentro de otra con abundante hielo y agua en su interior.

• NO colocar el segmento directamente en contacto con el hielo ni con ningún líquido.

• NO envolverlo en algodón.

8.6. Objetos Enclavados

¿Qué hacer?

• En estos casos no se deberá tratar de retirar el objeto, ni de recortarlo.

• Comprimir sobre la herida directamente y tratar de estabilizar el objeto en el lugar donde ha quedado enclavado.

• Aplicar presión directa sobre los bordes de la herida para contener la hemorragia.

• Cortar un agujero a través de varias capas de gasas y colocarlas de forma que se rodee el objeto enclavado.

• Con un trozo de tela o toallas, formar un círculo alrededor del objeto.

• Asegurarlo todo con un vendaje.

• En un miembro superior, no olvide retirar los anillos y pulseras de la mano afectada del lesionado.

• En ocasiones, el objeto enclavado es metálico y es necesario cortarlo para poder desincrustar y sacar al herido.

• En estos casos, se debe enfriar con agua el metal mientras se corta para evitar que se produzca una quemadura en la zona de contacto del metal con el cuerpo, ya que el corte producirá calor.

• Después de finalizar el corte, se procederá como en los casos normales anteriores, procurando que, durante el traslado, no se mueva el objeto incrustado.

www.000webhost.com